Header Ads

[SÍNTESIS] ¿DONDE ESTÁ LA ARQUITECTURA?

SÍNTESIS: Columna de opinión

“Para ser arquitecto hace falta tener un sueño, ideales y la energía física para mantenerlo, y espero que los jóvenes tengan esos sueños y esa energía que los ayude a mantenerlos.” Tadao Ando


DIALOGO FUNDAMENTAL:

Perú, 30 Mar. 15 (MUNDOARK).- Quizás alguna vez te paso como a mí, en la Universidad, sobre todo en los primeros ciclos, en los cursos de taller intentas hacer algo muy original, novedoso, diste todo de ti por horas, días, llegas al curso orgulloso del resultado con una maqueta y planos con una forma impresionante, llama la atención de todos tus compañeros, te preguntan, “¿cómo lo hiciste, como se te ocurrió?”, te rodea todo el salón a escuchar la crítica, a conocer todos los detalles de tu diseño, y todo para que el arquitecto te mande a hacer todo de nuevo porque no consideraste las salidas de emergencia, porque tus áreas de circulación no cumplen con las medidas reglamentarias, porque tu distribución de los espacios no era muy funcional o alguna otra norma que se te escapo en el diseño.

Quizás en alguna ocasión te encuentras intentándolo una y otra vez, entonces viene tu preocupación, el tiempo corre, se acerca la entrega y aun no tienes un diseño, una idea aprobada, un norte hacia el cual dirigirte y quizás en esos momentos desesperados tomes una decisión como la que yo tomaba, te olvidas de formas, de originalidad, de la estética y te centras únicamente en hacer algo que cumpla las normas, es tan difícil hacer algo que satisfaga los dos aspectos, el estético y el reglamentario, a veces por darle más peso al estético y encapricharte con una forma, te tomas libertades al obviar normas que incluso conoces, esperando que el arquitecto no se dé cuenta, porque lo quieres con esa forma única que se te ocurrió a como dé lugar.


Y allí viene el segundo error… una vez logre hacer eso, me olvide de todo lo estético y me concentre solo en que no me falte ninguna norma por cumplir, lleve mi diseño y en esa ocasión lo critico una arquitecta, lo veía de arriba abajo y no me decía nada, hasta que hablo y lo que dijo se me quedo grabado:

Arquitecta: Mira, que te puedo decir, parece que todo está bien, que no has obviado ninguna norma, sin embargo veo tu diseño tan, no se… A ver te voy a preguntar algo, ¿para ti que es la arquitectura?
Yo: la arquitectura es el arte de manejar los espacios

Entonces dio un sobre salto y me dijo:

Arquitecta: ¡ya!, ¡eso que dices!, arte, muy bien, ¿entonces que es arte?
Yo: En ese momento un poco dudoso en poder explicarlo empecé diciendo que arte es comunicación, el transmitir algo
Arquitecta: ya muy bien, quedémonos allí con esa idea de la comunicación, te pregunto, tu diseño, ¿Qué quiere comunicar, que quiere transmitir?.

Y no supe que decir, le dije que no había tenido en cuenta eso a la hora de hacer el diseño, solo el cumplir con las normas, a lo que me dijo:

Arquitecta: Esta bien, tienes que cumplir las normas, pero también lo otro, me has dicho que la arquitectura es arte y eso quiere decir que debe transmitir algo, sino transmite nada, si solo es una suma de muros, losas, puertas, ventanas puestas de cierta forma, se puede construir y habitar, pero, ¿se puede decir que es arquitectura?
Yo: No, no se podría decir que es arquitectura
Arquitecta: Tú mismo lo has dicho y dado que la carrera es arquitectura entonces no te puedo decir que tu diseño este bien.

NUEVA MIRADA:

Desde ese día vi el mundo con otros ojos porque descubrí que casi todo lo que me rodea, casi todo lo que veo en la ciudad, en realidad no es arquitectura, no me transmite nada y de hecho no se hizo buscando transmitir algo, solo satisfacer necesidades y hacer negocio, que no lo critico, pero sí que se hizo por el camino fácil, distribuir espacios, cumplir las normas, metrados, presupuestos y construir, allí quedo, como mucho la creatividad se limitó en elegir los materiales o hacer algún juego con la pintura. Se rindieron a la búsqueda, al ideal, eso es muy difícil, algunos te pondrán la excusa de que lo que pasa es que en la vida profesional es diferente que en la Universidad porque no tienes tanta libertad creativa, que lo que pasa es que el Perú es un país sísmico entonces no se puede volar tanto (ver arquitectura japonesa), o que ellos no creen que la arquitectura sea arte y cerrado el tema, posición bastante cómoda que te ahorra tener que cuestionarte constantemente como plantear creativamente cada nuevo diseño, solo limitado a lo funcional con… los mejores acabados... Como dicen casi todos los carteles.

Una imagen de nuevas construcciones de vivienda para sector socio-económico medio desde la Avenida Brasil

Una vez escuche a un ingeniero que le preguntaba a un arquitecto que tenía en cuenta para diseñar y este le respondió que ahora es muy fácil, solo tiene que seguir las normas y distribuir los espacios, que diseñar solo es seguir el reglamento de edificaciones, el ingeniero se sorprendió un poco con la respuesta y le dijo sarcásticamente, “creí que era un trabajo más creativo, eso se parece a lo que hago yo, ¿no te habrás equivocado de carrera?”. Realmente en el país los arquitectos se han “ingeniarizado” demasiado, se olvidaron de buscar, de transmitir y de soñar.

Nuevas viviendas económicas; buenas construcciones, no tan buena arquitectura.

El acomodo mata la creatividad, el creativo siempre es transgresor, siempre está buscando nuevas formas de respuesta, bajo algunos principios establecidos pero como puntos de partida que no inmovilizan, el conformista se acostumbra a repetir una solución. No a construcciones  en serie, vacías, sin vida, como un muestrario de productos en un supermercado, siempre va a ser más atractivo una obra arquitectónica que busca transmitir algo, es como un buen libro, la buena arquitectura es una experiencia conocerla, produce variadas sensaciones, cuenta tantas historias en cada rincón, que parece viva y que cuando uno la deja la recuerda como si fuera justamente un ser vivo.

Nuestras calles, cuadra tras cuadra, se están llenando de fachadas que parecen muestrarios de enchapes, el boom de la construcción quizás trajo construcciones de mayor calidad pero no nos trajo arquitectura de calidad y su carencia es urgente en la sociedad, necesitamos librarnos de la alienación constructiva hacia una arquitectura con personalidad propia, que sea única e irrepetible como lo es cada gran obra de arte.


Juan Pablo Carrasco Pate

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.