Header Ads

[NOTA] REMODELACIÓN DE EDIFICIO CON NUEVO USO ADMINISTRATIVO DE UNA UNIVERSIDAD BELGA POR EL ESTUDIO AVDK

Bélgica, 27 Oct. 15 (MUNDOARK).- Las hojas de aluminio perforadas con un patrón geométrico crean facetas en ángulo alrededor de las ventanas de este centro de estudiantes universitarios en Kortrijk.


El Colegio Universitario Vives está situado al sur de la ciudad belga. El nuevo edificio alberga oficinas y otras comodidades para el personal de apoyo al estudiante, que anteriormente se encontraba en el bloque principal.

En lugar de diseñar una estructura completamente nueva, al estudio local AVDK se le pidió que restaurara y extendiera las oficinas anteriores de una organización misionera para minimizar el costo del proyecto.



Pero la universidad también quería que el edificio actuara como un punto de referencia debido a su posición en la entrada del campus, por lo que los arquitectos desarrollaron una audaz fachada plegada de aluminio de color dorado.

"Querían que fuera un edificio prominente, pero no queríamos que fuera demasiado expresivo", dijo el arquitecto Andie Decock. "Sin embargo, es prominente debido a su materialización que no se ve en la calle".

Cada uno de los marcos en ángulo muestra una sola ventana, por lo que el diseño interno del edificio se articula a través de su forma externa.

Un patrón geométrico perforado en los paneles de aluminio le da a las superficies una textura intrincada. A corta distancia, los agujeros en forma de diamante se tiñen para crear la ilusión de miles de cubos diminutos.


"Queríamos dar a la rigidez de la estructura de la fachada una ligereza por medio de las perforaciones, que son un diseño neutral basado en un cubo", agregó Decock. "El aluminio anodizado lo hace más fuerte debido a su carácter reflectante y brillante".

Se incorpora una entrada a la fachada que se extiende a lo largo de un camino que conduce hacia el resto del campus. Esta fachada también cuenta con ventanas empotradas y una gran pantalla de televisión enmarcada en una esquina.

En el interior, la planta baja del edificio alberga una sala de recepción de doble altura, áreas para servicios sociales y un comedor para el personal. Estas instalaciones se encuentran principalmente en las habitaciones existentes hacia el frente del edificio, con una extensión en la parte trasera que contiene las oficinas.



Una sala circular que anteriormente se usaba como capilla para la organización misionera se conservó y se transformó en un espacio de reunión. Las aletas radiales integradas en el techo para mejorar la acústica en la capilla permanecen intactas y se mejoran con deflectores acústicos adicionales.


Los arquitectos insertaron un patio acristalado entre las antiguas y nuevas secciones del edificio, lo que aportó luz natural al interior. Las escaleras ubicadas junto a este patio y en el área de recepción principal ascienden al primer piso, donde hay más oficinas, un salón y una segunda sala de reuniones.


La elevación, desde la cual la capilla con forma de tambor se extiende hasta un jardín privado, está revestida de madera que proporciona un contraste cálido y natural al aluminio.

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.