Header Ads

[ARTÍCULO] CONSIDERACIONES PARA EL DISEÑO DE LA OFICINA DEL SIGLO XXI – ARIA ALEJANDRA MOLINA

28 Nov. 28 (MUNDOARK).- La Oficina Internacional del Trabajo (OIT) estima que existen 600 millones de personas activas en el mundo, es decir una de cada cinco, trabajan más de 48 horas a la semana, a menudo en busca de ingresos que les permitan cubrir sus gastos mensuales. Lo cual nos indica que en promedio una persona invierte aproximadamente una tercera parte de su tiempo en el lugar de trabajo u oficina, aunado a las horas extras que suelen sumarse cuando se trabaja de forma independiente, emprendedores que adquieren jornadas de trabajo prolongadas a un número mayor a 10 horas diarias, convirtiendo al lugar de trabajo en su segundo hogar.

Diseño Oficinas de la fabrica de muebles La Ebanistería

Si bien es cierto que la vida al interior de la oficina se ha ido transformando tanto en los últimos años, que ahora todo se reduce a lo que en tiempos pasados se creía exclusivo de la física cuántica de "tiempo y espacio". La dinámica de trabajo en nuestros tiempos exige mayor productividad, optimización de cada metro cuadrado, simplificación de tareas y, sobre todo, tecnología que nos permita una mayor comunicación y alcance con nuestros clientes y/o proveedores.

Los espacios de trabajo han sido clasificados en dos tipos: formales e informales, entendiéndose como formales al local destinado para un trabajo en específico, adquiriendo distintas formas de organización y de distribución del espacio de acuerdo a la cantidad de trabajadores y a la función a realizar. Por otro lado, existen espacios que se adquieren de manera informal donde el usuario adecua su entorno a su lugar de trabajo, localizados por lo general en diversas áreas de la casa ya sea habitación, comedor, sala, cochera o incluso lugares públicos como lo son cafeterías y centros de esparcimiento.


Oficinas en Casa

Las necesidades de comunicación global de hoy en día obligan a estar interconectados 24/7, mientras que el trabajo a distancia se ha incrementado considerablemente, ya que el 20% del trabajo en computadora es realizado en instalaciones ajenas a la empresa, lo cual nos permite generar un replanteamiento en la forma convencional que se tiene al momento de diseñar un espacio de trabajo.

Existen aspectos fundamentales que deben ser tomados en cuenta previamente al diseño espacial como lo son; giro de la empresa o actividad a realizar, número de usuarios, herramientas y equipo necesario para su ejecución, así como la identidad corporativa de la empresa; logotipo, lema, valores, entre otras, ya que si este aspecto se tiene bien definido nos permitirá proyectar una imagen de formalidad y adecuada presentación para nuestros clientes, siendo el punto focal al momento de diseñar el espacio de trabajo.



Se contabiliza que por trabajador sólo 65% es trabajo individual; el resto es trabajo en equipo. Hoy existe menos espacio disponible para trabajar, ya que sólo 25% de su espacio de trabajo es efectivamente para eso. El resto es ocupado por papelería, computadoras y archivos. Sin embargo, los factores como; la iluminación, ventilación, privacidad y orden pueden ser tomados en cuenta previamente para la optimación del espacio, mejorando la ejecución de las actividades a realizar, generando así el confort térmico idóneo.


El bienestar físico y mental son aspectos indispensables, que repercuten en nuestra salud, es por ello que los artículos que se elijan deben de estar diseñados de forma ergonómica en función a las necesidades del usuario, mermando así lesiones o incluso enfermedades crónicas ocasionadas por un objeto mal diseñado. El racionalizar al máximo agua, papel, consumibles, luz, así como el empleo en el diseño de las oficinas de materiales renovables o reutilizables, son aspectos cruciales para la mejora de nuestro entorno.



Si con el paso del tiempo se ha ido transformando nuestra forma de pensar, porque no rediseñar la forma en la que operáramos, adecuando a la par los espacios que destinamos al lugar de trabajo, con medidas que sean benéficas para nuestra empresa y por ende nuestra sociedad.

El espacio de trabajo es clave para la motivación, pero también para la innovación empresarial. Si queremos que nuestra empresa sea innovadora, debemos atender a las características de nuestros empleados y la demanda social que se genera día con día, para diseñar así el mejor lugar en el que puedan trabajar. Un espacio abierto en el que los empleados se sientan motivados y trabajen de una forma más autónoma y flexible. Obteniendo así un mejor rendimiento y desempeño laboral.



LDIA & LAE. Aria Alejandra Molina Torres.
Decor-ari@hotmail.com



No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.