Header Ads

[INFORME] REM KOOLHAAS DICE QUE LOS ARQUITECTOS DE OCCIDENTE DEBEN TENER MAYOR CERCANÍA CON CHINA, RUSIA Y EL MEDIO ORIENTE

Amsterdam, 06 Dic. 18 (MUNDOARK).- Rem Koolhaas dice que Occidente está perdiendo comunicación crucial sobre arquitectura y urbanismo debido a un prejuicio hacia proyectos en países autoritarios.

El arquitecto holandés Koolhaas, quien dijo que "cree profundamente en la democracia", advirtió que un enfoque automáticamente negativo para el trabajo realizado en China, Rusia y el mundo de habla árabe es contraproducente.

"En China, hay un régimen muy autoritario que está haciendo cosas maravillosas de muchas maneras para sus ciudadanos", dijo el fundador de OMA en un discurso de apertura en el Festival Mundial de Arquitectura. "Lo que me preocupa es que lo único que podemos hacer es juzgar y juzgar esos desarrollos por completo como negativos", afirmó. "Somos incapaces de ser críticos y tener simpatía".


El arquitecto, que también es profesor de arquitectura y diseño urbano en la Universidad de Harvard, pidió a los arquitectos occidentales que adopten un enfoque más matizado cuando observen los desarrollos en países con dictaduras. "No somos lo suficientemente activos para deshacer el sentido de superioridad innata que hemos visto como nuestro derecho de nacimiento", agregó. "El diálogo es claramente crucial. Hay demasiado moralismo que sabotea eso".

OMA ha completado proyectos en todos los lugares que menciona Koolhaas. Entre ellos se encuentran el Garage Museum en Moscú, la sede de CCTV en Beijing y la Biblioteca Nacional de Qatar en Doha.

El arquitecto dice que la sede de CCTV es un buen ejemplo de cómo la arquitectura puede beneficiarse de un compromiso internacional más amplio. El rascacielos retorcido, que forma un circuito técnicamente impresionante, solo era alcanzable porque el proceso de diseño exigía más de seis reuniones con 150 de los mejores ingenieros de China, dijo Koolhaas.

El edificio resultó ser controvertido: OMA recibió críticas tanto del oeste por trabajar con el gobierno chino como luego desde dentro de China cuando el presidente Xi Jinping pidió que se pusiera fin a la "arquitectura extraña". Pero el esfuerzo de colaboración creó un cambio en la conversación, dijo Koolhaas.

"Uno de los efectos del CCTV es que China ahora puede hacer más cosas estructurales experimentales", dijo Koolhaas. "[Los arquitectos] pueden intervenir de una manera que modifique un poco o defienda ciertos valores", agregó.

El CCTV

La propia democracia occidental está amenazada desde dentro, dijo el arquitecto, debido a una falta generalizada de "imaginación" para involucrarse con los problemas actuales o pensar críticamente sobre ellos.

"Durante mucho tiempo he estado también muy sorprendido de que la palabra disruptiva, interrupción, tenga un atractivo tan mágico, porque en el contexto me parece una palabra bastante desagradable", dijo.

Afirmó que, si bien los líderes empresariales socavan la democracia, existe una complacencia cada vez mayor en temas como la identidad, la inmigración y la crisis de refugiados. Incluso la palabra crisis se ha vuelto problemática, dijo.

"Llamamos a todo una crisis y, una vez que tenemos una crisis, tenemos una coartada para no tratar con ella", dijo Koolhaas. "Es profundamente deprimente o triste que no haya más energía emanando de ... las clases en los países que se encuentran en una posición tan francamente privilegiada como nosotros", agregó.

Se lamentó de que los Países Bajos, un país que alguna vez estuvo "totalmente abierto", se haya convertido en tan solo tres años en un "entorno absolutamente hostil". "Parece que la última energía que estamos listos para gastar es conservar nuestros propios privilegios".

El discurso de apertura tuvo lugar el último día del Festival Mundial de Arquitectura 2018, que se celebró en Amsterdam del 28 al 30 de noviembre.

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.