Header Ads

MANSIÓN PATRIMONIAL MEXICANA DONDE SE FIRMÓ EL PLAN PARA LA INDEPENDENCIA RESTAURA Y RENUEVA SUS ACABADOS PARA CONVERTIRSE EN UN HOTEL DE 7 SUITES

Guadalajara, 09 Nov. 19 (MUNDOARK).- La firma creativa Grupo Mitote ha revisado una mansión colonial del siglo XVI cerca de Guadalajara, México, para crear el Hotel Juana Bautista.


El patrimonio histórico, ubicado en el enclave artístico de Tlaquepaque, es atesorado por ser el sitio en el que el general Celestino Negrete firmó su apoyo al Plan de Iguala, un hito en la independencia de México de España en 1821.

Los socios de Grupo Mitote, Antonio Orozco y Mónica Escoto, restauraron muchas de las características existentes del edificio, como escaleras de piedra, techos de madera, pisos de mosaicos geométricos y puertas originales.


Orozco y Escoto aprovecharon el talento mexicano para el 90 por ciento del diseño y fabricación de los muebles y la decoración de la propiedad. Los interiores se caracterizan por el uso tradicional de textiles de lana y algodón, así como por trabajos de cerámica de producción local, lámparas de vidrio soplado y artesanías talladas en madera.


El color es una característica clave de la decoración, con áreas comunes predominantemente monocromáticas. Las siete suites para huéspedes, que varían de 41 a 95 metros cuadrados, cuentan con paletas de colores que "evocan el descanso e invitan a la relajación" con tonos de gris, azul, morado, rojo y verde. "El sutil equilibrio entre toques vanguardistas y arquitectura histórica distingue la esencia bajo la cual se concibió Juana Bautista", dijo el equipo.

"Cada [suite] es única y genuinamente diferente", agregó. "Sus nombres provienen de títulos de famosas canciones tradicionales mexicanas, como Amor Eterno, Las Mañanitas, Cielito Lindo, El Rey, Nube Viajera, Hermoso Cariño y Motivos".


Los pisos de baldosas sirven como lienzo para motivos ornamentados en blanco y negro pintados por artistas mexicanos de Tonalá, una región famosa por su artesanía, a unos 10 kilómetros de Tlaquepaque.

Las estructuras metálicas en las suites se utilizan para dividir los baños con hierro forjado y vidrio texturizado. "Al priorizar los espacios en cada esquina, buscando un equilibrio entre el diseño refinado y la funcionalidad, los baños de inspiración francesa conservan la proporción en colores, formas y texturas para lograr una estética ecléctica pero equilibrada", dijeron los socios.


El equipo también restauró la terraza de la azotea del edificio y el patio de estilo colonial, que está rodeado de columnas de piedra gris, y alberga una higuera de goma de 200 años y una fuente parisina importada en 1850. Mientras tanto, la renovada terraza de la azotea cuenta con un bar con muebles de color celeste y una piscina al aire libre con vistas a las famosas cúpulas de la catedral de Tlaquepaque.

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.